Está Ud. en: Noticias > La Búsqueda Imparable de lo Más Saludable

La Búsqueda Imparable de lo Más Saludable

13 de Septiembre de 2017

Surgen nuevas tendencias en alimentación que pretenden acercar la etiqueta de “más saludable” a la población.

Una nueva bebida refrescante se ha lanzado al mercado intentando hacer competencia a refrescos ya consolidados entre la población. Para ello, y teniendo en cuenta las nuevas tendencias, proponen un producto que según ellos resulta más beneficioso para nuestra salud, haciendo ver la preocupación de las grandes marcas por procurar una mejor alimentación sobre todo entre los más jóvenes, consumidores potenciales de dichas bebidas refrescantes.

En un estudio publicado recientemente, se puede observar cómo el consumo de este tipo de bebidas está altamente extendido, superando el millón de latas consumidas a nivel doméstico – únicamente bebidas refrescantes - (Volumen (Miles de Lts.) 1.765.055,12 – Informe del Consumo de Alimentación en España – 2016 – Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente) destacando eso sí  un dato significativo, la reducción en su consumo de un 3,7% respecto al año anterior. 

Siguiendo esta línea y atendiendo siempre a la demanda de productos  catalogados como más saludables, surgen un abanico de bebidas más “verdes” que procuran el menor uso de ciertas sustancias consideradas poco beneficiosas para la salud en una ingesta continuada. Un cambio significativo que se ha dado es el menor uso de azúcares en su composición (presentaban y presentan en ocasiones niveles excesivamente elevados), planteando la sustitución de ésta por la estevia, un edulcorante de origen natural. 

Independientemente de que surjan nuevas propuestas que sean más saludables, es importante tener presente que el consumo habitual de bebidas refrescantes no resulta aconsejable, ya que puede contribuir a la aparición de diversos riesgos para nuestra salud: 

  • Aumento de peso, favoreciendo la posibilidad de padecer obesidad y diabetes tipo 2.

 
  • El consumo continuado de bebidas refrescantes supone la ingesta de altos niveles de azúcares, por lo que puede contribuir a la aparición de caries ya desde edades tempranas.

 
  • Este tipo de bebidas tienen un efecto diurético, y por lo tanto no son adecuadas para mantener una correcta hidratación. Únicamente el  AGUA es la bebida que va a hidratar nuestro organismo y favorecer su correcto funcionamiento.

 
  • Debido al alto porcentaje de cafeína que suelen presentar, el nerviosísimo y el insomnio pueden ser dos de los efectos derivados de su consumo que más efectos contraproducentes pueden acarrear, ya que la falta de sueño puede además alterar el organismo y con ello los tiempo de comida, influyendo por lo tanto en los hábitos y rutinas de alimentación que se puedan tener.

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar