Está Ud. en: Noticias > Un kilo de carne ... ¿y 16.000 litros de agua?

Un kilo de carne ... ¿y 16.000 litros de agua?

5 de Marzo de 2019

El agua es necesaria para muchas cosas, entre ellas, para la producción de un filete de carne, una taza de café, un kilo de pasta o una bolsa de patatas fritas. La huella hídrica es el indicador que nos permite analizar el volumen de agua dulce utilizada para producir determinados bienes.

Para el cálculo de la huella hídrica, se tiene en cuenta el agua azul (aquella que proviene de fuentes naturales como ríos o acuíferos), el agua verde (la que procede de la lluvia o la nieve) y el agua gris (aquella contaminada como consecuencia del sistema de producción y que es necesaria tratar antes de verter a la naturaleza).

La huella hídrica promedio mundial de carne de vacuno es 15.400 litros/kg siendo el 94% de la huella procedente del agua verde (agua de lluvia almacenada en el suelo). Prácticamente la totalidad del agua necesaria para la producción de 1kg de ternera, se debe a la alimentación del animal. Es decir, que, además del agua que el animal consume, hay que contar con toda el agua necesaria para la producción de los pastos, cereales, etc, que el animal va a consumir durante toda su vida.

Es importante resaltar que dependiendo de si la producción es industrial, de pastoreo o mixta la huella hídrica varia bastante, siendo muy superior si la producción es industrial. Pero además la producción industrial aumenta el porcentaje de huella de agua gris y azul (más agua contaminada y más consumo de agua potable), debido al tipo de alimentación del animal. 

La huella hídrica de la carne de ganado vacuno (15.400 litros/kg media global) es mucho más elevada que las huellas de la carne de ovino (10.400 litros/kg), porcino (6.000 litros/kg), de caprino (5500 litros/kg) o pollo (4,300 litros/kg).

Según los datos facilitados por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), hasta el 40% de los alimentos que se cultivan en el planeta se destinan a la alimentación animal, y se calcula que en las próximas dos décadas esta cifra podría alcanzar el 60%, y más aún para el año 2050. Además, el incremento de la superficie agrícola destinada para la alimentación de los animales, conlleva la destrucción paralela de espacios verdes naturales (selvas, bosques, etc).

 Algunas cifras

  • Si 10 millones de personas sustituyeran el consumo de carne de una de sus comidas por una proteína vegetal (que la legumbre te acompañe), se ahorraría un gasto de agua a nivel mundial equivalente al contenido de 5.000 piscinas olímpicas. 

  • En España, el nivel de la huella hídrica es de casi 7.000 litros por persona al día. Se trata de una de las mayores de Europa,  debido precisamente al elevado consumo de carne que tenemos. 

  • Se espera que en el año 2050 la población mundial aumente hasta los 9.000 millones de personas, por lo que si no se realizan cambios en la dieta, va a ser muy complicado garantizar la provisión de alimentos. Se calcula que el aumento de la producción de carne alcanzará los 200 millones de toneladas, lo cual sería una muy mala noticia para la sostenibilidad del planeta.

 

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar