Está Ud. en: Noticias > La Importancia de Cuidar el Agua

La Importancia de Cuidar el Agua

17 de Abril de 2015

El agua no sólo es parte esencial del ser humano, sin la cual no podría sobrevivir, si no que es fuente de vida y desarrollo del resto de los seres vivos, contribuyendo al bienestar general en todas las actividades esenciales de vida.

Más de 70% de la superficie terrestre es agua, lo que la convierte en un bien preciado y valioso en la supervivencia del mismo. De ésta, casi el 97% es agua salada y por lo tanto no potable, el 2% restante se encuentra en los glaciares y en los polos, quedando un 1% de agua “útil” y válida para el consumo. Como podemos observar es muy poca el agua de la que disponemos para la supervivencia de los seres vivos, por lo que es importante mantenerla limpia y no contaminada con el fin de poder utilizarla.

 En los últimos años se ha dado un aumento alarmante de los residuos generados por el ser humano, lo que conlleva que muchos de ellos acaben en mares, ríos y océanos, contaminándolos, y con ello poniendo en peligro a las especies que habitan en los mismos, ya que no debemos olvidar que dependemos de una cadena de supervivencia, donde el agua no sólo la vamos a consumir directamente las personas para hidratarnos, sino que va a ser utilizada en cultivos  y ganadería, productos que a continuación muchos de ellos van a ser consumidos por las personas y otros seres vivos, de tal manera que si las fuentes que se utilizan están contaminadas también se contaminarán nuestros cultivos, animales, y por consiguiente todos los seres vivos que habitan el planeta.

Algunas de las causas que favorecen la contaminación del agua son por ejemplo:

  1. Los derrames y pérdidas de petróleo que se pueden dar en los océanos.
  2. La basura que desgraciadamente se tira en los mares, ríos y océanos: residuos de cartón, envases de plástico, de aluminio, de vidrio…  Algunos de dichos residuos pueden tardar en degradarse cerca de 200 años o incluso más tiempo, por lo que debemos reflexionar sobre el impacto medioambiental que supone tirar dichos residuos en las aguas del planeta e incluso en cualquier otra zona como bosques, parques, etc.
  3. La deposición de productos químicos y farmacéuticos generados por las industrias, cuyos residuos van a parar en un gran porcentaje a los mares y océanos.

Está en nuestras manos evitar gran parte de esta contaminación y contribuir al cuidado del medio ambiente y entorno que nos rodea, con el fin de preservarlo lo mejor posible y que futuras generaciones puedan disfrutar del planeta en óptimas condiciones. Para ello, desde la Red de Centros de Formación para el Consumo proponemos varías actividades – El Agua y la Basura, Laboratorio de Residuos, Retrato mi Entorno – englobadas en el Área de Medio Ambiente,  con las que pretendemos reflexionar y crear conciencia sobre la importancia de cuidar nuestro entorno más próximo.

Algunos de los consejos que podemos plantear son:

  1. Evitar en la medida de lo posible productos de limpieza tóxicos. En caso de que los utilicemos debemos almacenarlos y desecharlos correctamente, nunca echarlos en el inodoro o fregadero.
  2. Nunca verter aceite por el fregadero o el inodoro. Debemos depositarlo en los contenedores especiales que nos podemos encontrar en determinados puntos de la ciudad, o bien reutilizarlo elaborando por ejemplo jabón de la abuela.
  3. Clasificar los residuos generados de manera adecuada, teniendo en cuenta que cada color está destinado a un tipo de material determinado - verde: vidrio, amarillo: latas, plásticos y tetra Brick, azul: papel y cartón – Debemos intentar poner en marcha, siempre que podamos, las Tres R: Reducir, Reutilizar, y Reciclar, ya que de este modo estaremos aportando nuestro granito de arena al cuidado del Planeta.
  4. Abstenerse de arrojar basura en los lagos, ríos o mares.
  5. Tratar de utilizar pesticidas y fertilizantes naturales para regar el césped, jardín, abonar la huertas con  compost casero…
  6. Debemos acostumbrarnos a reducir la cantidad de agua que consumimos en determinadas tareas como cepillarnos los dientes, ducharnos, fregar los platos, etc., ya que mientras lo hacemos podemos mantener un gran periodo de tiempo el grifo cerrado, ahorrando no sólo en la cantidad de agua que consumimos, sino también disminuyendo a su vez la cantidad de agua que necesita ser tratada.

Todos estos consejos anteriores se han trabajado en la actividad 'Laboratorio del agua' que tuvo lugar el 16 de abril de 2015 en el CFC de Vegadeo con un grupo de escolares del CP Muñás de Valdés. Los niños y niñas han aprendido a cuidar mejor su entorno, y a evitar la contaminación del medioambiente en general y del agua en particular.

 

 


 

Volver

Buscador

Puedes realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias con el siguiente buscador:

calendar
calendar